Se venció la patente del imatinib en Colombia

Comparte esta entrada:

El pasado 9 de julio de 2018 venció la polémica patente del imatinib (Glivec®). Para Misión Salud, junto con IFARMA y el Centro de Información de Medicamentos de la Universidad Nacional de Colombia, es un motivo de celebración haber logrado la primera declaración de interés público de un medicamento en el país, primera en el mundo por solicitud de la sociedad civil y la academia.

La patente de imatinib concedida por orden del Consejo de Estado en 2012, es una patente que fue rechazada por la autoridad de patentes Colombiana, la Superintendencia de Salud, ya que en su análisis encontró que esta no cumplía con los requisitos de patentabilidad exigidos. El laboratorio solicitante, Novartis, demando dicha decisión ante el Consejo de Estado, quien falló en favor del laboratorio y ordenó a la Superintendencia otorgar la patente solicitada.

Esta atípica concesión motivó la solicitud de Ifarma, el CIMUN y Misión Salud, de declarar el imatinib como de interés público con fines de licencia obligatoria. Si bien el Ministerio sorteó diversas presiones y declaró el interés público del medicamento no continuó el proceso hacia la licencia obligatoria.

Esta decisión del Ministerio de Salud desencadenó una serie de acciones de diversos actores a nivel nacional y global. A nivel nacional luego de recibir múltiples presiones del gremio de las multinacionales farmacéuticas en Colombia, AFIDRO, de los gobiernos de los Estados Unidos y de Suiza, el gobierno colombiano decidió no continuar con la consecuente concesión de una licencia obligatoria para garantizar la presencia de versiones del medicamento más asequibles y generó en su lugar una nueva metodología de control de precios especial para ser aplicada a los casos de aquellos medicamentos que sean declarados de interés público. Dicha metodología incluye la referenciación internacional de precios no solo con la marca sino con las versiones genéricas existentes en los países de referencia.

De la misma manera y con el fin de convertir la declaración de interés público en una herramienta inaccesible, se emitió el decreto 670 del Ministerio de Comercio en el cual se modifica el proceso de declaración de interés público, incluyendo cambios en el procedimiento de la declaración de interés público y en la conformación del comité técnico que debe estudiar y recomendar la decisión de declarar o no la existencia de razones de interés público, comité del que ahora forman parte un delegado del Ministerio de Comercio y un delegado del Departamento de Planeación Nacional.

 

 

Comparte esta entrada:

Comments are closed.