La Asamblea Mundial de la Salud, OMS y COVID-19 Algunos avances y controversias

Comparte esta entrada:

Por: Manuel Machado y Ángela Acosta

  • En la Semana del 9 al 13 noviembre se llevó a cabo la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) uno de los eventos más importantes a nivel global, sin embargo, poco se ha divulgado del mismo en medios de comunicación.
  • La AMS puede ser la oportunidad para establecer una Organización Mundial de la Salud (OMS) más fuerte, con la capacidad de actuar de forma independiente y con la capacidad efectiva para liderar los problemas de salud mundial.
  • La OMS requiere una reforma que implica fortalecimiento de la Institución como ente público, mejora en sus mecanismos para la aplicación y ejecución de normativas que vayan más allá de recomendaciones o lineamientos.
  1. Introducción:

La AMS es el máximo organismo supremo de la OMS, el cual se reúne en Ginebra (Suiza) cada año y cuenta con la asistencia de las delegaciones de los Estados Miembros. La principal función de ésta consiste en la determinación de nuevas directrices y políticas de la Organización, designación del Director General, supervisión de políticas financieras y adopción del presupuesto disponible (1).

Para la edición No. 73, la AMS se reanudó virtualmente del día lunes 09 hasta el viernes 13 de noviembre del presente año, luego de una reunión de emergencia realizada en mayo dado el aumento de casos de infección por COVID-19 principalmente en Europa y Estados Unidos, así como divisiones geopolíticas fuertes, y una reforma necesaria que urge a la OMS. Por lo anterior, el evento en mención podría fortalecer la autonomía y poder de la institución, pero también puede ser contrariado por algunos países preocupados por la usurpación de su soberanía (2).

Así mismo, la realización del evento coincidió con dos anuncios que pueden dar rayos de esperanza para las poblaciones, referentes a la publicación de resultados (muy preliminar que hay que ver con cautela) de ensayos clínicos de dos candidatos de vacunas, la primera la aquella del laboratorio Pfizer quienes reportaron una eficacia aparente del 90% de su vacuna (3) y la segunda, la vacuna rusa Sputnik V con una supuesta eficacia del 92% (4), sumado a la administración entrante de Estados Unidos, han elevado las expectativas de la Institución, en especial con la accesibilidad  de nuevas vacunas o alternativas farmacológicas.

Es de resaltar que el cubrimiento en medios sobre el evento ha sido escaso, por lo que Misión Salud como Organización de Sociedad Civil hace un llamado a resaltar y difundir decisiones y documentos que puedan surgir de la AMS en especial si hacen alusión a temáticas de acceso a medicamentos y tecnologías en salud.

  1. Reformas a la OMS

Aunque la agenda de la AMS es bastante amplia y aborda temas sensibles en salud pública, se quiere resaltar aquel correspondiente a una reforma a la OMS. Algunos actores sugieren que la crisis sanitaria del 2020 ha puesto en evidencia la fragilidad de la Institución y manifiesta que la OMS no tiene los instrumentos y mecanismos legales necesarios para aplicar sus normas y orientaciones y que su manera de financiamiento no es sostenible es inadecuada y puede estar mal influenciada para responder a la problemática actual de COVID-19 (5).

Por lo tanto, en el marco de la AMS puede haber una oportunidad para construir una Organización más fuerte con la capacidad de actuar de forma independiente y que pueda liderar los problemas de salud a nivel mundial. La OMS tiene un papel crucial que desempeñar para garantizar la cooperación internacional basada en el principio de solidaridad. Se considera que este principio es una forma de abordar los desafíos urgentes de salud mundial, incluida la ampliación del acceso a los servicios de salud, dispositivos médicos, la prevención y la detención de enfermedades infecciosas, la preparación para las epidemias y la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos. De la misma forma podría permitir la protección a las poblaciones de bajos recursos y vulnerables del mundo. En un documento publicado por South Center se proponen algunas medidas que OMS debería implementar (5):

  • Fortalecer a la OMS como agencia pública internacional

La anterior medida implica un aumento general en contribuciones hechas a la institución. Esta propuesta fue hecha por Francia y Alemania. En ese sentido, las contribuciones ordinarias asignadas a los Estados Miembros deben aumentarse para representar al menos el 51% del presupuesto total de las organizaciones, a fin de que la OMS funcione plenamente como una institución pública internacional independiente.

  • Introducir mecanismos para la aplicación de sus directivas, normas y estándares

Esta propuesta se hace teniendo en cuenta la multiplicidad de actores internacionales en el campo de la salud, por lo que se requiere el fortalecimiento de la capacidad normativa de la OMS como una forma de devolverle su identidad y especificidad, y permitir a otros actores público-privados, filántropos, que continúen actuando, respetando y aplicando las normas de la OMS.

  • Dar más peso a la función normativa de la OMS

Muy ligado a la anterior, la OMS debe priorizar su trabajo normativo y de establecimiento de normas, respaldado por mecanismos de aplicación pertinentes que no se limiten simplemente a recomendaciones, sino que los lineamientos publicados por la Institución tengan un carácter normativo o incluso legal.

  1. Financiación y COVAX, un obstáculo para la autonomía de la OMS

Aunque las medidas propuestas desde South Centre parecen alentadoras, preocupa aquella que tiene que ver con la financiación y autonomía de la Institución. Hay que recordar que en abril de 2020 por la situación de emergencia sanitaria se lanzó el ACT-Accelerator que acorde a su portal web, está diseñado para facilitar el desarrollo, la producción y el acceso global equitativo a diagnósticos, terapias y vacunas COVID-19 seguros, de calidad, efectivos y asequibles.

Uno de sus pilares es el correspondiente al de vacunas, cuyo principal representante es la Alianza Global por las Vacunas (GAVI) cuya iniciativa COVAX (Covax Facility)[1] es la más representativa. Dicho movimiento está codirigido por la misma GAVI, la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante Epidemias (CEPI) y la OMS. Al estar bajo su dirección, podría peligrar su autonomía.

[1]Para conocer más sobre la iniciativa COVAX se recomienda la siguiente lectura: Primera entrega Vacuna para COVID19 | ¿Qué es la iniciativa GAVI-COVAX y cuáles son sus principales controversias?

La preocupación radica por posibles conflictos de interés al momento de establecer directrices, situación que queda evidenciada en un documento publicado por la alianza (6) que data la estructura y funcionamiento de COVAX. En la publicación se informa que son varias farmacéuticas las que forman parte de grupos de coordinación de COVAX, situación que se complica porque parte de la financiación recibida por OMS, proviene de la fundación Bill & Melinda Gates, por lo que decisiones de OMS podrían estar orientadas en favorecer dichos actores, peligrando aquel principio de independencia que se busca en la Institución.

Una propuesta de parte de South Centre para solventar la situación sería que las contribuciones señaladas obligatorias periódicas de los Estados miembros deben representar al menos 51% del presupuesto total de la agencia, así como el peso de decisión y su independencia de los organismos financiadores.

  1. Perspectivas y COVID-19

Teniendo en cuenta la situación actual, detener la pandemia de COVID-19 requiere medidas sin precedentes. Aprovechando la Asamblea Mundial de la Salud, la OMS y sus Estados Miembros deben intensificar sus acciones para permitir un suministro oportuno y adecuado para todos y en igualdad de condiciones, de diagnósticos, tratamientos y vacunas para COVID-19 como bienes públicos esenciales. Es la oportunidad para la Institución de demostrar que más allá de las declaraciones, aprobación de documentos o nombramiento de representantes, se demuestre la unión con la comunidad internacional para garantizar la asequibilidad de tecnologías sanitarias. Si bien el financiamiento es clave, debe permitir libertad para OMS en sus obligaciones. Algunas acciones que se podrían tomar a propósito de la reflexión anterior son:

  • Aprovechar las capacidades de Investigación y Desarrollo a nivel local.
  • Promover activamente la transferencia de tecnología y el intercambio de tecnologías y conocimientos.
  • Apoyar la propuesta de exención temporal de determinadas disposiciones del Acuerdo sobre los Acuerdos de Propiedad Intelectual (ADPIC) de la Organización Mundial del Comercio (OMC).
  • Ayudar e impulsar a los países a utilizar las flexibilidades de los ADPIC, en especial aquellos referentes a Licencias Obligatorias.

Se espera que con el trascurso del tiempo, el desarrollo de los tratamientos y vacunas para COVID-19 y las iniciativas de reforma para OMS den fruto y que para la próxima Asamblea Mundial de la Salud se vea una OMS con auges de mejora y empoderamiento. Ahora más que nunca se necesita una institución fortalecida para afrontar la emergencia sanitaria que tanto nos agobia.

  1. ¿El valor de la salud?

“La pandemia ha evidenciado las consecuencias de la falta de inversión en salud pública. No sólo necesitamos más inversión, también debemos repensar cómo valoramos la salud”

Thedros Adhanom Ghebreyesus

Llama la atención el anunció del director de la OMS, sobre la creación de un Consejo sobre Economía de la Salud para Todos, integrado por reconocidos economistas y especialistas en salud, liderado por la reconocida economista Mariana Mazzucato.

Si bien en su discurso Thedros privilegia la salud universal como propósito de este centro, suena un poco paradójico ubicarla como centro del crecimiento en innovación y el crecimiento económico. Este tipo de argumento pareciera guardar más la intención de mantener intereses diferentes a los que atañen las actuales necesidades en salud.

El escenario de posibles reformas de la OMS tendrá que abordar situaciones como las descritas en el apartado superior de esta entrega, y algunas emergentes como esta, anunciada por el actual director de la OMS.

Bibliografía

  1. Organización Mundial de la Salud. Asamblea Mundial de la Salud. Sitio Web. Disponible en: https://www.who.int/es/about/governance/world-health-assembly Consultado el 12 de Noviembre de 2020.
  2. Fletcher R. Hoecklin M. World Health Assembly Opens Against Shadows of Pandemic Despair & Hopes Incoming US Administration May Resume Global Health Leadership Role. Sitio Web. Disponible en:  https://healthpolicy-watch.news/world-health-assembly-plays-out-against-shadows-of-pandemic-despair-hopes-incoming-us-administration-will-resume-leadership-role/ Consultado el 12 de Noviembre de 2020.
  3. Herper Matthew. Covid-19 vaccine from Pfizer and BioNTech is strongly effective, early data from large trial indicate. Sitio Web. Disponible en: https://www.statnews.com/2020/11/09/covid-19-vaccine-from-pfizer-and-biontech-is-strongly-effective-early-data-from-large-trial-indicate/ Consultado el 11 de Noviembre de 2020.
  4. Sputnik V. The First Interim Data Analysis Of The Sputnik V Vaccine Against Covid-19 Phase III Clinical Trials In The Russian Federation Demonstrated 92% Efficacy. Sitio Web. Disponible en: https://sputnikvaccine.com/newsroom/pressreleases/the-first-interim-data-analysis-of-the-sputnik-v-vaccine-against-covid-19-phase-iii-clinical-trials-/  Consultado el 11 de Noviembre de 2020.
  5. Velásquez G. World Health Organization Reforms in the Time of COVID-19. Research paper 121. November 2020 Disponible en: https://www.southcentre.int/wp-content/uploads/2020/11/RP-121-rev.pdf
  6. Covax: The Vaccines Pillar Of The Access To Covid-19 Tools (Act) Accelerator Structure And Principles. 9 November 2020. Disponible en: https://www.gavi.org/sites/default/files/covid/covax/COVAX_the-Vaccines-Pillar-of-the-Access-to-COVID-19-Tools-ACT-Accelerator.pdf
Comparte esta entrada:

Comments are closed.