Nueva alerta sobre posible desabastecimiento de medicamentos vitales para UCI

Comparte esta entrada:

Por Daniel Sebastián Gutiérrez | Comunicaciones | Misión Salud

En esta oportunidad una alerta emitida por la Procuraduría General de la Nación informa sobre un desabastecimiento de medicamentos indispensables para pacientes críticos en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en varias regiones del país.

En una carta dirigida al director del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA), Julio César Aldana, el pasado 4 de noviembre la Procuraduría General de la Nación advirtió que desde los meses de julio y agosto se viene presentando un desabastecimiento de medicamentos vitales para la atención de pacientes en unidades de cuidados intensivos (UCI) en los departamentos de Caquetá, Nariño y Huila.

En la misma misiva el Ministerio Público solicitó al INVIMA un informe sobre la existencia en inventario de medicamentos de primera línea para la atención de COVID-19 y fármacos para dolores intensos “como sedantes de tipo benzodiacepina, Midazolan, Citrato de Fentanilo y Remifentanil, que estarían faltando en los hospitales y clínicas del país” señaló la Procuraduría.

Al respecto el director del INVIMA aseguró que al día de hoy, “no hay materializado un desabastecimiento de medicamentos vitales para cuidado crítico de pacientes” pero admitió que el riesgo es crítico especialmente en las Unidades de Cuidados Intensivos. El peligro aumenta a medida que el número de pacientes asciende, hoy son 2.444 las personas que dado su estado crítico permanecen o han tenido que ser trasladadas a UCI.

La Procuraduría insistió en las estrategias que debe adoptar la institución para proveer y atender las necesidades terapéuticas que se están presentando para evitar el desabastecimiento. Julio César Aldana respondió afirmando que este problema se está presentando a nivel global y que se hace un seguimiento permanente para mitigar el riesgo.

El pasado mes de julio, la Sala Especializada de Medicamentos del INVIMA declaró como vitales no disponibles los medicamentos necesarios de mayor uso en los servicios críticos con el fin de garantizar el abastecimiento y suplir las necesidades terapéuticas de los pacientes con complicaciones derivadas de COVID-19. A partir del pasado 6 de noviembre el INVIMA habilitó en su oficina virtual un nuevo botón preferencial de ingreso para trámites de registro sanitario de medicamentos priorizados por desabastecimiento.

Ante esta estrategia, nuestra directora Ángela Acosta, recordó las inquietudes que surgen en relación la viabilidad y el riesgo de la medida, “ante la disponibilidad final de estos medicamentos indispensables en esta emergencia sanitaria, podríamos estar enfrentando escenarios de riesgo sanitario ante ofertas que no cuenten con el respaldo de los requisitos convencionales que deben cumplir los medicamentos, o la ausencia de oferentes que puedan abastecer nuevos productos” apuntó.

El desabastecimiento de medicamentos esenciales no es una dificultad surgida con la coyuntura sanitaria actual, sino que es una problemática global que en el caso de América del Sur está ampliamente documentada. Ante la situación, las medidas actuales parecen ser insuficientes para garantizar que alertas de este tipo no se presenten en los próximos meses, sino que se garantice un acceso oportuno a terapias indispensables para pacientes en UCI.

“Los tomadores de decisión deben ampliar su perspectiva a todas las alternativas posibles incluyendo aquellas que en las situaciones de “normalidad” no serían contempladas por complejas, polémicas y/o excepcionales, de manera que se priorice el derecho a la vida de las personas que se encuentran en terapias de cuidado crítico y solvente las diversas barreras de mercado que existen de tiempo atrás o se han generado en esta coyuntura” indicó Ángela Acosta. 

Comparte esta entrada:

Comments are closed.