Promisorias noticias en el acceso a tratamiento de la hepatitis C

La crisis en el acceso a los tratamientos para la hepatitis C y su causa se han convertido en uno de los epicentros a nivel mundial donde de manera más evidente todos los actores involucrados, especialmente gobiernos y multinacionales farmacéuticas, tenemos el deber de hacer valer los derechos humanos. En publicaciones pasadas resumíamos la situación actual del acceso a este tratamiento en Colombia. Recordemos porqué es tan importante y por qué debemos estar atentos a lo que suceda en nuestro país con respecto a su acceso:

  • No conocemos con certeza cuántas personas y quienes padecen esta silenciosa enfermedad. Por ejemplo en Colombia según datos del Instituto Nacional de Salud, entre 2011 y 2016 han sido reportados 892 casos de infección con Hepatitis C. Mientras que la OMS estima que actualmente, 425.000 personas viven con hepatitis C en el país.[1]
  • Desde finales del 2013 unos fármacos, denominados antivirales de acción directa, cambiaron radicalmente el pronóstico de la enfermedad, pues al tener una taza de cura superior al 90% se constituyen en una esperanza concreta para migrar del tratamiento a su curación.[2]
  • Este grupo de medicamentos, y en especial el sofosbuvir (Sovaldi®), están llegando a los mercados con precios escandalosos. Por ejemplo, en Estados Unidos este medicamento puesto en el mercado por la firma Gilead Sciences tenía un precio de US $84.000 (requerido junto a otro medicamento para un tratamiento de 12 semanas para un paciente), equivalentes a COP $250.000.000. Actualmente su precio oscila entre 50.426€ (Alemania), 41.680€ (Francia), 13.000€ (España), 3.435€ (Australia) entre otros países.[3]

Ante este escenario, son múltiples los mecanismos y estrategias que los diferentes actores han puesto en marcha para poder asegurar el acceso a todos quienes lo necesitan. Recientemente en el marco de la Cumbre Mundial de la Hepatitis C (Sao Paulo, Brasil) Médicos sin fronteras anunció acuerdos para suministrar medicamentos genéricos contra la hepatitis C por USD$1,40 al día, es decir USD$120 el tratamiento completo de 12 semanas de sofosbuvir más daclatasvir[4].

Dado que ambos medicamentos se administran juntos en un tratamiento combinado de 12 semanas, el precio original de partida de dicho tratamiento se situaba en 147.000 dólares (126.200 €). Es decir, más de 1.000 veces más.

El logro de Médicos Sin Fronteras pone sobre la mesa varias claridades:

1. Urge que como sociedad sepamos realmente cuánto cuesta el desarrollo de un medicamento, pues es sorprendente que el precio de un mismo principio activo tenga precios con variaciones de hasta 1.000 veces.

2. La meta de los Gobiernos no puede ser reducciones de precio, sino precios justos.

3. Con voluntad y claridad política se pueden hacer alianzas que beneficien de manera prioritaria a la razón de ser de los sistemas de salud, la población de los países.

Está ahora en manos de los Gobiernos, incluído el colombiano, hacer uso de estas promisorias sinergias tanto para atender sus necesidades en hepatitis C como para tantas otras necesidades en salud de la humanidad.

Referencias

[1] https://www.regalateunminuto.net/que-es-hepatitis-c

[2] https://youtu.be/6zYnJ9tEaaI?t=46m52s

[3] https://media.wix.com/ugd/36b77a_453e0bc793294bda8760276997a43583.pdf

[4] https://www.msf.es/actualidad/hepatitis-c-los-gobiernos-deben-reducir-los-precios-los-medicamentos-y-mejorar-acceso-al

 

Comments are closed