El dilema de los kits rápidos para la detección y diagnóstico de infección del SARS-CoV-2  

Comparte esta entrada:
A casi dos meses de la declaración de pandemia del Director de la Organización Mundial de la Salud, cientos de millones de pruebas rápidas han sido desarrolladas a nivel mundial con el objeto de encontrar, aislar, probar y tratar cada caso de covid-19, y rastrear a las personas con las que haya estado en contacto.
Aun cuando la Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomendaba para la región de las Americas que deberían priorizarse los ensayos basados en la detección de ácidos nucleicos (RT-PCR), todos los países incluyendo Colombia incurrieron en compras indiscriminadas de estos kits (1).  En general, las pruebas rápidas presentan una sensibilidad baja por lo cual un resultado negativo no descarta una infección.
Ya en marzo se publicaban informaciones relacionadas con la idoneidad de estas pruebas rápidas, devoluciones realizadas en países como España (2) y declaraciones de académicos como el profesor de medicina de la Universidad de Oxford y asesor del Gobierno británico, Sir John Bell (3):
 “Vemos muchos falsos negativos y también falsos positivos.  Ningún test diagnóstico rápido funciona bien”.
Una nota publicada en Abril por el medio Ojo público describe de manera muy completa la situación de oferta de estas pruebas rápidas que en general presentan las limitaciones descritas anteriormente.
pruebas rapidas productores

Tabla de fabricantes de pruebas rápidas (Ojo Público, 2020)

Los modelos diversos que proyectaban cientos de miles de contagios para Colombia marcaron una fuerte presión para que nuestro país no tuviera un comportamiento diferente al visto y documentado en los casos europeos, en el marco de emergencia nacional varios oferentes solicitaron autorización y el Invima otorgó registros que en algunos casos fueron cuestionables (4).
Las actuales tasas de contagio en Colombia presentan un escenario muy diferente al  proyectado, situación que permite un parte de tranquilidad para que responsablemente
adoptemos en lo inmediato y al mediano plazo las directrices de la OPS(5), en términos de fortalecer las capacidades nacionales para el desarrollo de ensayos PCR, y los cuidados sanitarios que eviten el uso de dispositivos poco útiles en la contención de esta infección.

Referencias

Comparte esta entrada:

Comments are closed.